a

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa cum sociis Theme natoque.

Latest Posts

1-677-124-44227
184 Main Collins Street West Victoria 807
info@yoursite.com

Instagram feed

Brañosera, Palencia, Castilla y León

 

El municipio de Brañosera se sitúa al norte de la provincia de Palencia, lindando con Cantabria. La totalidad del municipio (62 km²) forma parte del Parque Natural de Montaña Palentina dado su gran valora ecológico.

 

La localidad de Brañosera se sitúa en una ladera orientada a poniente, en el mismo lugar que en el año 824 el conde Munnio Nuñez y su mujer Argilo concedieron el primer fuero o carta puebla a un grupo de familias foramontanas, esas que salían de “las montañas” para repoblar los terrtorios abandonados ante la invasión musulmana. El Fuero de Bañosera hace de este pueblo un símbolo del municipalismo dado que marca las primeras normas de organización y conviciencia para una pequeña comunidad y para “aquellos que vinieren”.

 

Conformado por un caserío mayormente de piedra (arenisca de Brañosera se llama) el pueblo está rodeado de profundos bosques atlánticos de roble y haya. La biodiversidad del municipio queda patente en la existencia de grandes mámiferos: lobo ibérico, oso pardo cantábrico, zorro europeo, gato montés. También abundan especies venatorias como el ciervo europeo y el jabalí. Además, su riqueza en especies de aves, mariposas y otros insectos es testigo de su buen grado de conservación ambiental. También denota esta riqueza la existencia de endemismos como Salix breviserrata o Armeria cantabrica.

1

Centro de Interpretación del Fuero

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Brañosera acoge una pequeña muestra explicativa del Fuero de Brañosera, de su época y de su simbolismo como origen del municipalismo en España.
2

Museo de la Minería

En la cercana localidad de Barruelo de Santullán el Museo Minero cuenta con más de 600 m² de exposiciones divididas en tres plantas y nueve salas. Relata la historia del carbón desde su formación hasta su utilización por el hombre. El recorrido es temático e interactivo. Cada una de las salas interpreta un tema relacionado con la minería: Montaña Palentina, Mito, Religión y Minería, Litosfera, Tiempos Geológicos, Los minerales y el hombre, La minería en Barruelo, y la Mina y la Minería.
3

Vallejo de Orbó

El pueblo de Vallejo de Orbó nace como idea de consolidación de un grupo de población vinculada a la minería. La necesidad de mano de obra especializada en las minas, hizo que muchos emigrantes acudieran a esta cuenca, procedentes de las cuencas de Asturias y León. La empresa minera necesitada de ritmos y pautas de trabajo bajo condiciones industriales ideó un asentamiento fijo, a pie de mina, y lejos de los núcleos de población preexistentes. Así es instalado en el “vallejo de Orbó” el poblado “Minas de Orbó”. Con ello la empresa conseguía de una parte la comodidad que suponía vivir al lado del trabajo, y de otra, alejar al minero de su condición social preexistente, desligarle de su antigua vida y asegurarse un control directo del trabajo, de la vida e incluso del ocio del minero. En 1865, en Vallejo de Orbó existían dos cuarteles para obreros, una vivienda para el ingeniero, un edificio para la administración y las oficinas de la empresa, un hospital, un almacén-tienda de comestibles, con panadería y viviendas para los dependientes. En 1875, se añadieron: otros dos cuarteles, la mansión de verano de los propietarios, la escuela, la capilla y la casa de socorros.
4

Iglesia de Salcedillo

En el centro del pueblo, junto al puente sobre el río Camesa está la parroquia de San Martín Obispo. Al igual que ocurriera con la de Brañosera, ésta también fue volada en la Revolución de Octubre, por lo que su planta actual ha sufrido múltiples transformaciones. Consta de dos naves, ábside semicircular precedido de presbiterio, un cuerpo de acceso a la espadaña y una sacristía cuadrangular adosada al lado sur de la nave.
5

Iglesia de Valberzoso

La primitiva iglesia de esta localidad fue monasterio de Santa Eufemia. Hoy, la iglesia de Santa María la Real se encuentra en el punto más alto del pueblo. La estructura es de una sola nave con portada abierta al muro sur, espadaña a los pies y ábside semicircular precedido de presbiterio. Aunque se utiliza la mampostería y el sillarejo predomina la sillería arenisca dorada.
6

Chozos de Brañosera

Los numerosos chozos de pastores que se encentran en los montes de Brañosera son vestigios de la actividad ganadera local y de la transhumancia. Mimetizados con el entorno y en lugares de una belleza extraordinaria, los chozos de Brañosera son disculpa perfecta para un día de senderismo: del Prau del Toru, de Cerezo, Las Mesucas, Mostajuelo, Sel de la Fuente, Ujapero, Golobar, Tasugueras, Pamporquero, del Huevo, Peralasecá, Valdecebollas, Calero, Tonino…
7

Día de Exaltación del Fuero

Cada año, el día 13 de octubre, el Ayuntamiento de Brañosera y la Asociación del Fuero de Brañosera organizan un acto de exaltación con diversas actividades institucionales y festivas protagonizadas por municipios invitados expresamente cada año.  

Tour Location

Localización

Brañosera se sitúa en el noreste de la provincia de Palencia, lindando al norte y al este con Cantabria. El municpio está formado por cinco núcleos de población: Brañosera, Orbó, Salcedillo, Valberzoso y Vallejo de Orbó.
El municipio ocupa 62 km² en las cabeceras de los ríos Rubagón y Camesa. Es un territorio ocupado por espesos bosques atlánticos y surcado por multitud de arroyos. La mayor altura del municipio es la cima del Valdecebollas (2.136 m), pero también son destacables Cuesta Labra (1.948 m), Peña Rubia (1.933 m) o los boscosos Cotejón (1.599m) y Cocoto (1.503).

Cómo llegar

El transporte más habitual para acceder al municipio es el vehículo privado, dado que no existe ningún medio de transporte público.
Por el sur se accede a Brañosera por la carretera P-220 que se inicia en Aguilar de Campoo, a 20 km. A este punto se puede acceder por las autovías A-67 (Palencia - Santander) y A-73 (Burgos - Aguilar) y las nacionales correspondientes: N-611 y N627.
Por el norte puede accederse a Brañosera desde Cantabria por la PP-2204 que es continuación de la cántabra CA-280 que se inicia en Espinilla, a 16 km. A Espinilla se llega desde la A-67 En Reinosa, a 8 km.
Existen otros accesos secundarios por Valberzoso, desde Cantabria, o por Vallejo de Orbó, por un ramal de la P-220.

Fuero de Brañosera

  El Fuero de Brañosera, fechado en el año 824, constituye uno de los escasos, antiguos y completos testimonios existentes relacionados con la repoblación castellana alto medieval y con el origen de la organización municipal española actual. Su texto completo:   En el nombre de Dios.  Yo Munio Núñez y mi esposa Argilo, buscando el Paraíso y recibir merced, hacemos una puebla en el lugar de osos y caza y traemos para poblar a Valerio y Félix, a Zonio, Cristuévalo y Cervello con toda su parentela y os damos para población el lugar que se llama Brannia Ossaria, con sus montes, cauces de agua, fuentes, con los huertos de los valles y todos sus frutos. Y os marcamos los términos por los puntos que se llaman la Pedrosa, y por el Villar y los Llanos y por Zorita y por Panporquero y por Cuévares y Peña Rubia y por la Hoz por la que discurre el camino de los de Asturias y Cabuérniga y por el Hito de piedra que está enclavado en el Valle Verzoso y por el Collado Mediano.   Y yo el conde Munio Núñez y mi mujer Argilo os daremos a vosotros Valerio y Félix y Zonio y Cristuévalo y Cervello esos términos a vosotros y a aquellos que llegaren a poblar Brannia Ossaria. Y todos los que de otras villas vinieren con sus ganados o por el interés de pastar los prados de los pagos que se mencionan en los términos de esta escritura, los hombres de Branna Ossaria les cobren el montatico; y tengan derecho sobre aquellas cosas que se encuentren dentro de esos términos: la mitad para el Conde y la otra mitad para el los hombres de Brannia Ossaria.   Y todos los que vinieren a poblar la villa de Brannia Ossaria no paguen anubda ni castellería, sino que tributen, en cuanto pudieren, por infurción al conde de esta parte del Reino.   Y levantamos dentro del espeso bosque de Brannia Ossaria, la iglesia de San Miguel Arcángel y yo Munio Núñez y mi mujer Argilo para remedio de nuestras almas, donamos tierras de labor a los lados de dicha iglesia y para la misma.   Y si algún hombre después de mi muerte o la de mi mujer Argilo contradijere al concejo de la villa de Brannia Ossaria por los montes o límites o contenido que en esta escritura se señalan, pagará antes de litigar tres libras de oro al fisco del Conde y que esta escritura permanezca firme.   Se sepa que esta escritura se hizo el jueves día tercero de Idus de Octubre en la era ochocientos sesenta y dos (13 de octubre de 824), reinando como rey el príncipe Alfonso y siendo conde Munio Núñez.   Y yo Munio Núñez y mi mujer Argilo rubricamos esta escritura. Caballairas rubrica; Armonio presbítero, Munito, Ardega, Zamna, Vicente, Tello, Abecza, Valerio, rubricamos como testigos.    

Rutas

El senderismo es una de las actividades más frecuentes entre las personas que visitan Montaña Palentina. El Parque Natural dispone de red de rutas senderistas para uso público, que guían al visitante en su recorrido dándole a conocer los valores del espacio. Lo recomendable es realizar senderismo acompañados por guías locales que aportan seguridad y datos de interés en las rutas.

GR-1 Sendero Histórico

El término de Brañosera es atravesado de este a oeste por el GR-1, sendero de largo recorrido que une el Cabo de Rosas con Finisterre (https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/gr1-sendero-historico-en-la-provincia-de-palencia-2520130)

Senda de La Pedrosa

Coincidente con un tramo del GR-1 la Senda d eLa Pedrosa es una ruta que, acompañando en su curso al río Rubagón, une las localidades de Brañosera y Barruelo de Santullán a travé del tupido bosque mixto: roble, haya, avellano, acebo,…
Existe además la posibilidad de realizar otras rutas de senderismo no señalizadas pero frecuentadas por amantes de la naturaleza y el paisaje:

Ruta de Puente Rojadillo

A 2 km de Salcedillo existe un antiguo puente escondido entre la frondosidad de un bosque centenario de robles y hayas en el que abunda también el avellano, el serval y el acebo. Se llega a él fácilmente por un camino que arranca a 1 km de Valberzoso tras el límite provincial.

Valdecebollas (2.136 m)

Desde el aparcamiento de El Golobar se puede realizar una ascensión no muy complicada, si la climatología es benigna, hasta la cumbre del Valdecebollas. Las vistas desde el Torreón cimero compensan sin duda el esfuerzo realizado.

Paseo al Chozo Tonino

Fácil paseo de poco más de 8 km por un tramo del GR-1. El Chozo Tonino, escondido en un remoto rincón del bosque de Ujapero, nos permite imaginarnos lo dura que debió ser la vida de los maquis, guerrilleros antifrasquistas con actividad tras la Guerra Civil.

Paseo al Chozo del Prau del Toru

Paseo de 15 km por bosques infinitos que acerca hasta uno de los chozos más emblemáticos de Brañosera. En un lugar que transmite serenidad y magia en el que se refugiaban los pastores en sus días de actividad en el monte.

Paseo de los Chozos

Ruta circular de 11 km que permite descubrir el Pozo Merino y los chozos de Mostajuelo, Covellanos, El Cerezo, Las Mesucas y Peralasecá.

Montaña Palentina

Brañosera es uno de los 19 municipios que conforman la Montaña Palentina, comarca natural situada en la parte más oriental de la Cordillera Cantábrica, en el límite septentrional de la Comunidad de Castilla y León. La mitad norte del territorio es una zona de características geográficas propias de la alta montaña, aunque atemperadas por su orientación sur y corresponde a los valles y cumbres que conforman los macizos de Fuentes Carrionas y de Alto Pisuerga. La parte más meridional la dibuja un paisaje de transición entre la montaña y la meseta: son los suaves paisajes de los valles de la Ojeda y la Valdavia junto con los páramos de la Lora, al este, en el entorno de Aguilar de Campoo, y los enclaves palentinos en el cántabro valle de Valderrible, en la cuenca del río Ebro.
Las tres cuartas partes de habitantes que hay en la comarca -poco más de 20.000- se concentran prácticamente en cinco núcleos: Guardo, Aguilar de Campoo, Cervera de Pisuerga, Barruelo de Santullán y Velilla del Río Carrión.
Una montaña, tres geografías (descripción en la revista Desnivel)
En contraste con la piedra desnuda de las cumbres, al abrigo de los valles nacen bosques profundos que crean su propio universo. Los hayedos y robledales que se desparraman desde el norte, contienen toda la magia y misterio de los bosques húmedos, ésos que el folclore supone poblados de duendes, brujas, fieras y dragones. Además de hayedos y robledales, también hay lugar para bosques mixtos y sabinares, completándose así una diversidad difícil de contemplar en otros lugares.
Resulta fácil comprobar que la Montaña Palentina no constituye un territorio uniforme, sino que pueden distinguirse tres unidades geográficas bien diferenciadas. Al sur, «el país de las suaves colinas», un paisaje ondulado en el que alternan prados,piornales, bosques y tierras de labor, que invita a pasear por sus veredas y adentrarse en sus pequeños pueblos, donde abunda el arte románico.
Al noreste, donde la cordillera se achica para fundirse en la depresión del Ebro, se hallan las estribaciones del Páramo de la Lora y del propio valle del Ebro que se caracterizan por los parajes abiertos del alfoz de Aguilar de Campóo, surcados por el río Pisuerga, que rompe el páramo calizo en cañones como el de la Horadada.
Al norte se erige la alta montaña, constituida por los grandes macizos de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre; el más interesante desde un punto de vista montañero. Es un espacio ocupado por lagos glaciares, pastos alpinos y picachos cuyas siluetas abruptas magnifica el aislamiento. Buenos ejemplos son el Espigüete, pirámide solitaria y visible desde muchos kilómetros a la redonda; o el Curavacas, poderoso bastión cuya forma dignifica la cordillera; o el que es, posiblemente, el mejor lugar para contemplar en todo su conjunto los tres macizos de Picos de Europa: Peña Prieta; pero hay más: Tres Provincias, Pico Murcia, Peña Labra, Valdecebollas… y así hasta una veintena de montañas que sobrepasan los dos mil metros y que no defraudan a los montañeros que se aventuran por estos solitarios pagos.